Dora fue diagnosticada con hipertiroidismo, lo que deterioró su salud y le dejó manchas en su rostro. Después de intentar por años encontrar una solución a sus dos problemas, llegó al laboratorio Aral Thel, en donde durante 11 meses ha sido tratada con los productos Aral Thel Maostin (para las manchas en el rostro) y Ara Thel Pomarroso (para su hipertiroidismo). Su cambio ha sido notable y manifiesta que está muy feliz con su tratamiento.