En esta ocasión Sandra nos cuenta la sorprendente mejoría que su hijo Alejandro ha tenido en sus riñones, con solo cuatro meses de tratamiento con el Aral Thel Renus.