Hoy tenemos el testimonio de Olga Giraldo, diagnosticada con Esclerodermia desde hace más de 20 años. Gracias a Aral Thel Olga lleva una vida mucho más sana y llevadera.