Álvaro Grisales es un ejemplo de constancia y disciplina. Escuchó el nombre de nuestro producto, Aral Thel Solat, a través de un programa radial y decidió adquirirlo para tratar naturalmente su problema de coronarias obstruidas. Para nosotros en Aral Thel es muy gratificante ver cómo ha mejorado. Nos deja este testimonio e invita a todos nuestros pacientes a ser constantes y perseverantes en su tratamiento.