icowhat

Aral Thel es una empresa familiar quindiana fundada en 1989 con la dirección científica e investigativa del Dr. Javier Aristizábal Franco y la gerencia administrativa de la economista Lucena Bustamante González.

Aral Thel cumple 30 años de trayectoria en la investigación de plantas medicinales, logrando desarrollar una completa terapéutica natural para la salud humana.

La cuarentena de la mente

En estos tiempos que estamos viviendo hay muchos factores que nos afectan desde lo mental hasta lo físico. La incertidumbre, el miedo, las preocupaciones y mucho tiempo libre es el mejor ‘cóctel’ para desencadenar que nuestra mente haga lo que no tiene que hacer.

 

El pensamiento como peor enemigo

Este ‘cóctel’ de pensamientos que inunda nuestro cerebro en estos momentos duros del mundo, hace que comencemos a utilizar de manera poco común los neurotransmisores en nuestro sistema nervioso. Este flujo constante de pensamientos altera el equilibrio de sustancias como la dopamina y la serotonina, aquejando con esto la comunicación entre nuestras neuronas, haciendo que muchos recuerdos de miedo y angustia renazcan como el ave fénix, mostrándonos que la situación en la que estamos es más nefasta de la que vivimos en realidad.

La distorsión de pensamientos nos baja el ánimo. La manera de enfrentar las situaciones diarias de la vida dependen de la percepción de la realidad y de los problemas; por esto, la visión que tengamos de nuestro entorno nos enfrenta a las emociones que a su vez hace que veamos al mundo de manera tranquila o con preocupación. Cuando vemos que las situaciones de la vida desde el flujo de pensamiento negativo, miedo, angustia, preocupación entre otros, asumimos todo lo que nos pasa desde estas emociones, afectando de manera profunda la forma en que hacemos las cosas.

En estos tiempos de crisis, los sentimientos malos nos llevan a que no veamos soluciones y sobre todo a que nuestra capacidad de lucha se reduzca, haciendo un camino fácil hacia la depresión o ansiedad según sea el caso.

 

Depresión en tiempos de crisis

Al tener nuestro sistema de lucha en niveles bajos, la iniciativa propia para defendernos está en un grado igualmente bajo, haciendo que nuestra mente entre en un bucle de tristeza profunda. Esta acción de nuestra mente se conoce como depresión, en la cual le perdemos color a cualquier cosa en la vida que nos lleve a la alegría. El verdadero problema de la depresión es que ya por decisión inconsciente no hacemos las cosas que normalmente nos hacían feliz, haciendo que el problema se agrande a medida que pase el tiempo.

 

Estar deprimido te hace una presa fácil

La depresión por sí sola y por sus cambios bioquímicos en nuestro cuerpo lleva a nuestras defensas a estar en shock, impidiendo que puedan hacer lo que normalmente hacen cuando estamos bien de ánimo. Este proceso nos lleva de manera inevitable a ser más susceptibles a infecciones y agresiones físicas comprometiendo seriamente la salud. En este tiempo de infecciones globales tener depresión nos hace más sensibles a este tipo de ataques ambientales. Por este motivo, tienes que evitar que la depresión toque tu puerta.

 

Ansiedad, una respuesta natural

Sentirse ansioso de manera fugaz nos ayuda a responder ante los desafíos diarios de la vida. Todos de cierta manera nos ponemos ansiosos ante una situación nueva. El problema de la ansiedad es cuando se vuelve permanente. Esto lleva a que no solo se experimenten los síntomas mentales, también físicos como sensación de palpitaciones, sudoración y sensación de muerte inminente.

 

¿Cómo puedes prevenir tener ansiedad y depresión durante esta cuarentena?

Lo primero que tienes que analizar es que nada ganas preocupándote tanto. Cada vez que llevas tu mente al límite, te acercas a tener este desequilibrio bioquímico en tu cabeza. Para esto, hemos preparado estas recomendaciones que mantendrán tu tranquilidad y paz mental:

  1. Aléjate de tantas noticias: la tormenta de información de un mismo tema saturará tu mente, aumentando el grado de preocupación. Recuerda que sin preocupación no hay ansiedad.
  2. Sigue una rutina: despierta todos los días con la misma rutina que tenías antes de este encierro: báñate, desayuna y has tu actividad como siempre lo has hecho ¡Tú cerebro no sabrá que sigues en casa!
  3. Medita, ora o calla tu mente: A través de diferentes técnicas puedes ayudar a mejorar tu funcionamiento mental, está demostrado que la meditación y oración ayudan a estabilizar el funcionamiento bioquímico cerebral.
  4. Come bien y haz ejercicio: aumenta el consumo de verduras, baja los azúcares y has un poco de actividad física. Esto ayuda a la estabilización hormonal y mejora la comunicación de los neurotransmisores. Procura todos los días realizar una rutina de ejercicio, a pesar del poco espacio.
  5. Plantas que te ayudan: las infusiones de cidrón, toronjil, hierbabuena y manzanilla pueden ayudar a mejorar el equilibrio mental. Puedes tomarlas de tres a cuatro veces al día.
  6. Terapéutica natural en cuarentena:  El Aral Thel Deepres ayuda a mejorar la comunicación neuronal, regulando los neurotransmisores, mejorando así las respuestas estresantes y la modulación del ánimo. Este producto te ayudará a estar más tranquilo o tranquila durante este tiempo de cambios en el mundo.

 



+ Blog